martes, 14 de mayo de 2013



Nació en Ambato el 2 de febrero de 1887. Fueron sus padres don Juan León Mera y doña Rosario Iturralde.
La ciudad de Ambato no sólo brilla como la cuna de hombres intelectuales sino también como la de mujeres ilustres que han inmortalizado su nombre.
Al fallecer Doña Rosario Iturralde, quedó sin el calor y afecto de su madre, a la corta edad de siete años. Este acontecimiento no impidió para que fuera una niña llena de virtudes y talentos inculcados por su padre y hermanos.
Es interesante consignar que el tiempo de la vida de los hijos de Don Juan León Mera, cuando residía en Atocha, se alternaba entre las labores agrícolas y la lectura. Las veladas de la casa de Mera adquirían verdaderos contornos literarios y artísticos. Se hacía música y sus hijos fueron verdaderos virtuosos del piano y, por turno, cada uno tenía que leer un cuento, un poema o una narración cualquiera de un periódico. Luego se hacía la crítica, con la cual, ellos, iban ejercitándose en el bello arte del bien decir.
Eugenia Mera pintó desde la más diminuta flor del campo, hasta los dorados trigales y los páramos con sus atardeceres de coloridos paisajes.
Su alma sensible no solamente se quedó en el pincel, sino también se adentró en el campo misterioso de las letras. Cultivó la música, el canto y la pintura.
Embriagada de paisajes y poesías, plasma la belleza del Tungurahua en el lienzo de su alma y elevándose con espíritu grande, realizó exposiciones de pintura tanto en su patria como en Europa. Admirables son los cuadros que han logrado ser retenidos en Ambato.
Desarrolló también el amor hacia las letras, siendo sus crónicas seleccionadas por el diario El Comercio.
La muerte la sorprendió lejos de su Patria, en una operación quirúrgica.
Eugenia Mera pintó desde la más diminuta flor del campo, hasta los dorados trigales y los páramos con sus atardeceres de coloridos paisajes.

ARBOL FAMILIAR

José María Mera María Antonia Gómez Tomás Martínez 1782-1823 María Juana Vásconez 1788- Mariano Iturralde Antonia Suárez Manuel Anda 1772-1846 Mariana Égüez ca 1771-1854
|
8
|
9
|
10
|
11
|
12
|
13
|
14
|
15












| | | |
Pedro Antonio Mera †1859 Josefa Martínez Basilio Iturralde 1795- Leonor Anda
|
4
|
5
|
6
|
7






| |
Juan León Mera 1832-1894 Rosario Iturralde
|
2
|
3



|
Eugenia Mera 1887-

Mujer talentosa y delicada, el prodigio de sus manos se demostró al tocar el piano magistralmente, pero realmente se la conoció como una gran artista plástica, pintó al igual que su padre y hermano paisajes hermosos de nuestra serranía, pintando desde la más pequeña flor del campo hasta los dorados trigales de los páramos, su alma sensible no solamente se quedó en el pincel sino que también se adentró en el campo de las letras, fue una virtuosa del canto, de la música y de la pintura.


Centro cultural
La vida y las grandes obras de tan ilustre ambateña promovieron que el Municipio de Ambato restaure su casa, ubicada en las calle Rocafuerte y Lalama a pocos metros de la plazoleta de la Medalla Milagrosa., que en actualidad es el Centro Cultural Eugenia Mera.
Varias investigaciones, realizadas por expertos, dieron a conocer que el nombre Eugenia Mera, dado a la casa, se debió a un reconocimiento honorífico que se le hizo a la ilustre dama por su labor en el ámbito artístico-cultural.
Es necesario recordar que la Casa de Eugenia Mera también funcionó como escuela fiscal del mismo nombre para niñas, que perteneció a los jesuitas.
Del mismo modo para hacer un reconocimiento especial a los 11 hijos, entre ellos Eugenia Mera, del ‘cantor de la patria’, don Juan León Mera,
El Centro Cultural cuenta con salas que los identifiquen y distingan.



Su vida
Creció en la quinta Los Molinos, de Atocha, rodeada de hermosos paisajes, fértiles huertos, en la orilla del río Ambato. Pintó desde muy corta edad, aprendió el arte observando a su hermano Juan León y a Luis A. Martínez; no tuvo más lecciones que estás, sin embargo se convirtió en una gran paisajista. Hizo varias exposiciones, todas con gran éxito. En 1930 viajó a España y presentó tres obras para una importante exposición, todas fueron admitidas, dos paisajes de la costa ecuatoriana y uno del Chimborazo.
La crítica le colmó de frases halagadoras y el último de los cuadros nombrados fue reproducido en la enciclopedia Espasa Calpe, como una muestra del paisaje latinoamericano. Pintaba mucho con espátula y manejaba con mucha destreza el pincel, con los que lograba efectos sorprendentes de frescura de color. Su obra se encuentra en muchas colecciones privadas y públicas en el extranjero y en el país. Su obra ‘Árbol y Molino’ se encuentran en el Museo de la Casa de la Cultura, núcleo de Tungurahua.


FUENTES:






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada